Problemas Ambientales y Comunidad

El día de ayer comenzó la conferencia “Problemas Ambientales y Comunidad”, realizado en la Universidad Alberto Hurtado. Son varias las presentaciones, y es mi intención exponer en este artículo algunas reflexiones ante el incremento de conflictos ambientales en Chile.

20150324_165322  

Sara Larraín (Chile Sustentable) y Cristian Romero (ONG Intys)

Las principales razones de estas situaciones, considero radican principalmente en una mentalidad divergente por parte de las empresas, versus la mentalidad de las comunidades, de aquello que se quiere lograr. Esto se complejiza por una normativa y marco regulatorio deficiente, el cual hace posible la especulación de derechos de aguas y usos de suelos, acotando la participación ciudadana de una manera inadecuada. Se agrava todo con un sistema político coludido con grandes grupos económicos, y un sistema ideado de una manera tan mañosa que termina de una u otra forma judicializándose (de que otro modo podría haber sido, lo ideal haberse echo bien, pero ya no fue de este modo).

Respecto lo cognitivo, queda claro que por parte de las empresas ha faltado una mentalidad de mutua conveniencia, de alcanzar desarrollos que al ser convenientes para sí, beneficiará también a la comunidad y al ecosistema. No obstante, también es cierto que ha faltado por parte de las ONGs y de la comunidades, la mentalidad de buscar alternativas en el sector privado, la búsqueda de empresas que cumplen con el perfil de desarrollo empresarial que beneficie a la comunidad y al ecosistema; se aprecia en esto una falta de proactividad en la búsqueda de alianzas en el mundo privado y al final de cuentas, demasiado foco en el conflicto.

Hace algunos meses se realizó el encuentro de Sustainable Energy for All en Santiago de Chile, tuve oportunidad de asistir. También estuve presente en el taller de Capitalismo Consciente realizado por Diario Financiero. En ambos casos entre los asistentes se han presentado un número amplio de empresas, entre las cuales seguro están las que aún no hacen lo que deben, y hacerlo bien (con todas sus letras), no obstante, estan las que destacan y son capaces de demostrar que sus estándares de funcionamiento implican el bien de las comunidades y los ecosistemas.

Sin embargo, además de estos seminarios, hoy resulta muy accesible conocer de la reputación de cualquier privado. Me parece que ha faltado la estrategia de las organizaciones de la sociedad civil de ir en la búsqueda de alianzas con el mundo privado logrando así establecer cooperaciones “sociales/privadas” [1], o buscar opciones en las “cooperaciones triangulares”. De este modo ampliar sus chances de negociar frente a las propuestas de la administración pública o del privado que se tenga por delante. Estas posibilidades hoy se han ampliado con el crecimiento del cuarto sector [2] y el incremento de empresas que si bien no son la mayoría, hoy se puede encontrar una que otra que pueda ser atractiva para cualquier organización de la sociedad civil y la buena conservación del medio ambiente.

Finalmente, respecto participación ciudadana y marco regulatorio, aún estamos por ver en Chile cómo evolucionarán los eventos de corrupción entre políticos y grandes grupos económicos, no sería extraño ver mas temprano que tarde un importante cambio en las reglas de juego que finalmente le haga justicia a la buena calidad de vida de las personas y nuestro hábitat.

Quedo atento a tus comentarios.

[1] la idea fuerza a transmitir es el lograr una comunidad empoderada, capaz de emprender, crecer en autonomía y capaz de establecer lazos con el sector privado. Al respecto recomiendo el siguiente documento

[2] respecto el cuarto sector puedes leer en el siguiente documento